¡Goodbye celulitis!

¡Goodbye celulitis!

La celulitis es una de las mayores preocupaciones estéticas de las mujeres. En realidad, son poquísimas las que consiguen librarse de la conocida como ‘piel de naranja’, ya que casi el 95% la desarrolla, en algún grado, después de la pubertad.


Aunque muchas veces se asocie la celulitis con el sobrepeso, las mujeres delgadas también pueden sufrirla, incluso las más deportistas.

¿Qué es la celulitis?

La celulitis tiene un origen multifactorial: es la consecuencia de un trastorno de la circulación, el drenaje linfático de la piel, la grasa más superficial y el tejido conectivo.

Se caracteriza, generalmente, por una piel con hoyuelos (de ahí la expresión ‘piel de naranja’) y suele aparecer en la zona de las caderas, los muslos y las nalgas, pero también es habitual en el abdomen y los brazos.

En los grados más avanzados de celulitis, la piel puede llegar a adquirir un aspecto como acolchado.

Los diferentes tipos de celulitis

En general, podemos hablar de dos tipos de celulitis: la celulitis compacta y la celulitis edematosa.

Celulitis compacta: Se observa normalmente en personas jóvenes y deportistas con tejidos firmes y tonificados. Suele presentarse en glúteos, muslos y cartucheras.
Celulitis edematosa. Acostumbra a aparecer como consecuencia de una mala circulación venosa y linfática. En muchos casos es de origen genético y suele agravarse con la edad. Se localiza mayoritariamente en la parte interna de los muslos, el abdomen y los brazos. Puede ir acompañada de sensación de dolor, hinchazón y cansancio en las piernas.

Cómo combatir la celulitis

Más allá de nuestra predisposición genética, existen buenos hábitos que pueden ayudarnos a combatir la celulitis.

Cremas anticelulíticas específicas. La constancia es la clave en los tratamientos para la celulitis. En SKEYNDOR contamos con diferentes productos específicos para cada tipo de celulitis, dentro de nuestra gama Body Sculpt. En el caso de celulitis persistente, aconsejamos la Crema anticelulítica zonas rebeldes, que actúa eliminando la grasa subcutánea. Para las pieles con celulitis y exceso de volumen, en cambio, el producto más indicado es nuestro Gel anticelulítico drenante. En ambos productos recomendamos su uso en combinación con nuestros shorts reductores y remodelantes. De este modo, se consigue potenciar el efecto de las cremas anticelulíticas. Si la celulitis se concentra en el abdomen y va acompañada de retención de líquidos y flacidez, la mejor opción es la crema Vientre Sculptor; mientras que cuando hay un problema de sensación de pesadez y volumen en piernas, aconsejamos aplicar nuestro Gel frío piernas ligeras, con una acción reductora y tonificante. Finalmente, si se quiere acelerar y mejorar el efecto de los tratamientos anticelulíticos, contamos con nuestro Tratamiento intensivo 15 días.
Tratamientos anticelulíticos en cabina. Los tratamientos en cabina son el complemento perfecto para potenciar la acción de las cremas anticelulíticas que aplicamos en casa. ¡Pregunta a tu esteticista de confianza sobre nuestros tratamientos Body Sculpt! Además, ahora, con nuestro programa My Body Diagnosis, podrás disfrutar de un exclusivo diagnóstico corporal personalizado.
Alimentación saludable. Los alimentos ricos en grasas o azúcares, así como las bebidas gaseosas juegan en nuestra contra a la hora de mantener a raya la celulitis, así que es conveniente moderar su consumo. También es importante limitar las dosis de alcohol, café y sal, ya que provocan retención de líquidos y mala circulación, una de las principales causas de la aparición de la celulitis. Respecto al tabaco, no solo es uno de los peores enemigos para nuestra salud, sino que también favorece la aparición de la piel de naranja. Por el contrario, una dieta equilibrada rica en frutas y verduras y beber unos 2 litros de agua al día pueden contribuir a mejorar nuestra celulitis.
Ejercicio físico. Un estilo de vida sedentario favorece la aparición de la celulitis, mientras que la actividad física nos ayuda a quemar la grasa que se acumula en las células adiposas y controlar la producción de estrógenos (hormonas sexuales femeninas), una causa común en la aparición de la celulitis. Se recomienda combinar ejercicios aeróbicos como caminar, correr o nadar con ejercicios de tonificación. Por el contrario, vestir ropa ajustada, permanecer sentada con las piernas cruzadas, el estrés crónico, el uso prolongado de anticonceptivos orales… Todos ellos son hábitos que nos boicotean a la hora de mantener nuestras piernas, brazos y abdomen libres de celulitis.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code