La recuperación de la piel tras un embarazo

La recuperación de la piel tras un embarazo

Ese bebé tan ansiado ya ha nacido y ahora todo nuestro mundo gira alrededor suyo, ahora vienen muchos días de gran alegría y muchísimas emociones pero viene acompañado de gran cansancio y una infinidad de obligaciones. Es normal, no te preocupes porque sentirse agotada es natural y acabará pasando tras unas cuantas semanas.

El pequeño requiere ahora de toda tu atención y la del padre pero deberíais concederos a vosotros mismos algunos minutos al día para mimaros, relajaros y descansar un poco, porque la piel también tiene que recuperarse de ese embarazo.

Perder peso tras el embarazo

Cuando damos a luz, perdemos los quilos que corresponden al peso del bebé, fluidos y placenta pero tendremos que adelgazar un poco más para llegar al peso más parecido al anterior al embarazo pero ahora no hay que obsesionarse con eso ni tratar de tomar dietas drásticas ni milagrosas.

Tampoco sirve de mucho hacer dieta porque esa pérdida de peso tiene que ser progresiva para evitar la flacidez de la piel, así que lo mejor es una alimentación equilibrada.

El ejercicio físico también influye porque el deporte ayuda mucho a recuperar la silueta y el tono muscular pero primero debes esperar a que tu médico lo autorice. Tu suelo pélvido deberá rehabilitarse antes, así que evita ejercitar tus abdominales hasta entownces.

Hidratación de la piel y tonificación de abdomen

El vientre es lo que más se nota en el embarazo, la cintura y la cadera se ensanchan y la piel de la zona queda flácida apareciendo estrías. No te preocupes, la recuperación postparteo es lenta y larga pero se necesita paciencia y tiempo, el cuerpo irá regresando poco a poco a esa normalidad anterior.

Te aconsejamos seguir los siguientes pasos:

  • Exfoliación: Una vez por semana exfolia tu piel estimulando la renovación celular y disfrutando de unos minutos de relax y desconexión.
  • Hidratación: Tu cuerpo necesita que se le aplique una crema concentrada con agentes hidratantes.
  • Abdomen y cintura: Las zonas que más cambian durante el embarazo, así que toca centrarse en ellas usando cremas que suavicen el aspecto hinchado en la zona abdominal y que estilicen la cintura.
  • Aumento de pecho: Mientras dure la lactancia seguirán aumentando y, cuando recuperen su tamaño anterior suelen perder algo su forma, volumen y firmeza. Para combatirlo, lo mejor es dedicarle unos minutos cada mañana y noche aplicando una crema reafirmante realizando masajes suaves circulares ascendiendo hacia la parte del escote y cuello.

Piernas relajadas y a reducir la celulitis

Existe hinchazón y pesadez en las piernas, tobillos y pies que pueden durar varios días después del embarazo, pero con una crema refrescante a mano que pueda aliviarte por momentos te notarás mucho mejor. Un truco es aplicar el gel como si fuera una mascarilla, dejándolo actuar unos minutos.

Es muy importante que acudas a tu centro de estética de confianza para que te recomienden cuidados y tratamientos en cabina adecuados para tu situación particular.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code