¿Cómo evitamos las patas de gallo?

¿Cómo evitamos las patas de gallo?

¿Sabías que a lo largo del día podemos llegar a parpadear entre 10.000 y 16.000 veces? Vamos, que si echamos mano de la calculadora, eso equivale a más de 10 veces por minuto. Es un movimiento completamente inconsciente que tiene una finalidad: Proteger nuestros ojos. ¿Cómo? Manteniendo la hidratación adecuada y eliminando las partículas de arena o polvo que hayan podido entrar.

Si al simple hecho de parpadear le sumamos los movimientos que vamos realizando mientras hablamos y gesticulamos, podemos llegar a tener unas 85.000 contracciones de los músculos oculares al día, aproximadamente.

Imagina toda esa actividad, día a día que, con el paso del tiempo, provoca que aparezcan unas líneas de expresión y unas arrugas en la piel de alrededor del ojo que todos conocemos como "patas de gallo".

Más tarde o más temprano acabarán apareciendo pero cuando su aparición es prematura y el tipo dependerán mucho de los cuidados que hayas ido aplicando a tus ojos.

La piel que rodea nuestros ojos es de la que más sufre de deshidratación y, por lo tanto, hay que cuidarla muy bien. Eso es un indicio de la temprana aparición de los signos del envejecimiento que derivan en las temidas patas de gallo.

Por eso, aplicar un buen tratamiento que cuide el controno de nuestros ojos es esencial. Pero, ¿cómo?

Existen diferentes productos diseñados específicamente para el contorno de ojos que, según tu necesidad, ayudarán a una cosa u otra, como evitar la aparición de ojeras o reducir su tamaño, bolsas y patas de gallo, entre otras.

No solo de hidratar la zona se trata, desmaquillarse correctamente con sumo cuidado, sin frotar con fuerza ni ir estirando la piel son trucos que fomentarán el cuidado del ojo. Eso, acompañado del producto cosmético adecuado compatible con la mucosa ocular y suave para minimizar irritaciones, conseguirá que los novicos efectos se vean reducidos. ¡Acompáñalo también de un agua micelar!

¡Las pestañas también importan!

Unas pestañas fuertes y densas no solo hacen tu mirada más bonita, también actúan como escudo para los ojos minimizando el riesgo de la entrada de cuerpos extraños protegiéndolos de radiaciones solares.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code