¿Cómo recuperarse de los excesos de esta Navidad?

¿Cómo recuperarse de los excesos de esta Navidad?

Acabamos de estrenar nuevo año y hemos dejado atrás el año anterior y los excesos navideños... pero es ahora cuando nos traen disgustos en la báscula y en el espejo.

Hay un exceso de celebraciones que rodean la navidad y todas ellas se celebran alrededor de una mesa donde comemos mucho y sobretodo alimentos ricos en grasas y azúcar, muy calóricos.

Por eso, lo más probable es que hayamos sumado algún kilo extra y lo estemos notando. Solemos ver comos e acentúan las redondeces de grasa localizada como en el abdomen, glúteos o muslos, además de la celulitis.

Los alimentos que también tienen mucha sal como la mayoría de aperitivos y el alcohol provocan la retención de líquidos y esa sensación de hinchazón.

Lo que más nos cuesta, además de volver de las vacaciones, es volver a la rutina y hábitos alimenticios correctos así como dejar el sedentarismo a un lado para evitar los problemas de piernas cansadas y de circulación.

Así que vamos a ponernos manos a la obra, estamos a mediados de enero y tenemos que enfrentarnos a todos esos problemas. ¿Aprovechamos los típicos propósitos de inicio de año para combatir esos excesos? ¡A mejorar la silueta!

Necesitaremos incorporar un par de pasos en nuestra rutina de cosmética que solo hará que destinemos un minuto más por la mañana y otro por la noche, fácil.

Aplica algún tratamiento que vaya en contra de la grasa acumulada y de la celulitis para disminuir los problemas de circulación y retención de líquidos y verás resultados en unos 30 días.

En las zonas rebeldes, ataca con algún producto con cafeína y cetonas. Conseguirá estimular la eliminación de grasa subcutánea y aplícalo por la mañana con masajes ascendentes y con presión moderada durante un minuto.

El tratamiento lo puedes completar aplicando por la noche un aceite con una fórmula que permita la reducción de piel de naranja y remodele la silueta mientras dormimos masajeando durante un minuto hasta que se absorba el producto.

Por último, potenciaremos el efecto remodelante usando una o dos veces por semana algún fango corporal de noche.

Recuerda aplicar cantidades generosas de productos en los mulsos, glúteos y abdomen con los masajes ascendentes circulares en el sentido de las agujas del reloj insistiendo en las zonas más críticas.

Y ya para rematar, un masaje exfoliante con las manos húmedas, retirando el fango por completo en la ducha caliente.

Ya veis que los pasos no son muchos y tampoco hay que destinar mucho tiempo y esfuerzo, simplemente hay que ser constante por la mañana y por la noche añadiéndolo a nuestro tratamiento habitual y así poder recuperar los buenos hábitos durante todo el año.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code