Pies bonitos en verano

Pies bonitos en verano

Estamos en pleno verano, con los pies al descubierto y con zapatitos. Si los has ido cuidando a lo largo del año, no tendrás problemas, pero si no... ¡estamos aquí para ayudarte!

¿Qué debes hacer?

Exfoliar

Esencial para eliminar esas células muertas para que te aporte una sensación placentera cuando se estimula la microcirculación. Si tienes durezas o callos, mejor acudir al centro de estética para que un profesional las trate y te aconseje un tratamiento para evitarlo.

Hidratar

También una función vital: La hidratación de los pies. A veces nos fijamos únicamente en la hidratación del cuerpo, pero si queremos evitar los talones secos, hay que hidratar la zona durante todo el año.

Es común darnos solo cuenta cuando llega el verano, al llevar los pies descubiertos o sandalias.

Uñas bien cuidadas

No le damos la importancia que merece y deberíamos fijarnos bien. Si no las cuidamos, pueden generar heridas o molestias que nos impidan incluso caminar o llevar nuestro ritmo habitual en nuestro día a día.

Básicamente hay que llevar las uñas siempre bien limpias. Cuando se cortan, lo mejor es hacerlo en forma recta vigilando mucho con las esquinas. Si las cortamos demasiado, podrían crecer hacia adentro de la piel llegando a encarnarse, con el dolor que supone.

Limar bien para igualarlas y así no tener ninguna irregularidad. Si notas que normalmente se te rompen o se te agrietan, puedes comprar un protector para las uñas y cutículas en forma de aceite reparador. Además, reducirás los problemas de aspereza. Es compatible con un endurecedor para uñas, así mejorarás el aspecto y resistencia.

Si sueles pintarte las uñas y más en verano, recuerda usar una base protectora para tus uñas, cuando finalices, aplica también un top coat para que el esmaltado te aguante muchísimo más y, además, ¡brille!

Con estos consejos básicos del día a día, ¡conseguirás lucir tus pies a tope!