¿Cómo cuidar nuestra piel a partir de los 40 años?

¿Cómo cuidar nuestra piel a partir de los 40 años?

Cuando cumplimos los 20, nuestro principal objetivo es mantener bien hidratada y limpia nuestra piel. Cuando pasamos a la década de los 30 años, añadimos alguna que otra rutina relacionada con el contorno de ojos y cambiamos el tratamiento habitual por uno que haga mayor inciso en las primeras arrugas que van apareciendo. Una vez llegamos a los 40 años... ¡llegamos a un punto y seguido en nuestro cuidado facial!

Comienzan a aparecer las primeras líneas de expresión que se van haciendo más profundas y se añade el comienzo de la pérdida de firmeza en el óvalo facial. Precisamente son las proteínas (colágeno y elastina) las que actúan para conservar esa firmeza y elasticidad que, a medida que vamos cumpliendo años, vamos perdiendo porque estas proteínas dejan de producir con la misma frecuencia y calidad. Y al pregunta que nos hacemos es... ¿Cómo debemos cuidarnos a partir de los 40 años para seguir esbeltas y saludables?

Estilo de vida “healthy”

Hay una frase muy famosa que dice que "somos lo que comemos" y que en ese momento es cuando adquiere más importancia que nunca. Una dieta llena de fritos, alimentos procesados y con llena de azúcar hará que la piel acabe apagándose y deshidratándose mucho más rápido. Recomendamos comer mucha fruta, verdura fresca y de temporada. Alimentos con alto contenido en Vitamina C y E, sus antioxidantes nos vendrán muy bien para frenar la disminución de las proteínas que comentábamos. También es muy importante la hidratación: Beber entre uno y dos litros a diario evitando alcohol y tabaco.

El ejercicio físico también es una parte importante para mantenernos tonificadas. Cuando terminamos de hacer deporte, nuestro rostro tiene más color porque hemos estimulado la circulación.

Corregir la firmeza del óvalo facial

Podemos elegir productos que incidan directamente en este problema, redefiniendo los puntos clave del óvalo facial, luchando contra los signos de envejecimiento y ayudando en la corrección del tono de nuestra piel.

Cuello y escote

El área del cuello y del escote es la primera en notar el paso del tiempo conjuntamente con el contorno de los ojos. Por norma general, los tratamientos hidratantes para la cara también se deben aplicar en el cuello. También puedes extender la crema por la zona del escote y no olvidar nunca el tratamiento corporal de después de la ducha.

El contorno de ojos

Cuando cumplimos 30 años, deberíamos empezar a usar contorno de ojos que prevenga las arrugas. A los 40 ya es un producto imprescindible de nuestra rutina. Hay productos que cubren necesidades específicas pero la mayoría hidratan y calman el área.

Existe un sérum para cada necesidad

Son fórmulas concentradas que hacen hincapié en un problema específico y concreto. Podemos aconsejarte el que realmente necesite tu piel: Que ilumine, anti-age, hidratante, anti manchas, renovador, etc. Es un complemento ideal a tu rutina habitual de belleza que se convertirá en imprescindible al superar la barrera de los 40 años.