¿Cómo tratar los 3 signos de la edad más evidentes?

¿Cómo tratar los 3 signos de la edad más evidentes?

No hay marcha atrás... vamos cumpliendo años y, con ellos, ¡los signos de la edad se acentúan! Signos hay varios pero concretamente hay 3 que son los primeros en aparecer y que, automáticamente, nos suman años con mayor facilidad. La cuestión es: ¿Cómo tratarlos?

Los 3 signos de los que hablamos son las arrugas, flacidez y manchas en la piel.

Arrugas

En un inicio son lo que llamamos líneas de expresión. Arrugas muy finas que aparecen al principio en el contorno de los ojos, en el cuello o entrecejo e incluso en los temidos surcos nasogenianos. El problema principal es que, con la edad, se van acentuando e incrementando el número de arrugas.

¿Cómo prevenirlo? La hidratación es la parte fundamental contra las arrugas, conseguimos mejorar la elasticidad, flexibilidad y jugosidad de la piel. Existen tratamientos específicos para las arrugas que, además, son capaces de rejuvenecer la expresión y devuelven a nuestra piel ese aspecto joven y terso que siempre había tenido.

También disponemos de tratamientos a largo plazo, que regeneran la acción global para que el tratamiento antiedad perdure en el tiempo, con un magnífico efecto rejuvenecedor que mejora todos y cada uno de los aspectos relacionados con el envejecimiento prematuro de la piel de forma global.

Flacidez

Todas sabemos que, conforme vamos cumpliendo años, este segundo signo de la edad se hace cada vez más evidente y pronunciado: Nuestra piel pierde la capacidad de producir elastina y colágeno, sustancias encargadas de la fantástica elasticidad y flexibilidad de la piel cuando esta es joven. Nuestro óvalo facial empieza a perder la definición de sus contornos y notamos un efecto como de "descuelgue" de la piel.

Los tratamientos contra la flazidez redefinen nuestro rostro facial, recuperando el volumen del óvalo y suavizando el doble mentón que aparece en las pieles más maduras.

Manchas

El 3r signo evidente de la edad son las manchas que nos aparecen en la piel conforme nuestra edad va sumando... ¡y es que nuestra piel tiene memoria! Si no la hemos ido cuidando y protegiendo del sol a lo largo de nuestras vidas, una vez cumplimos los 40 años, es bastante probable que empiecen a salir las odiosas manchas en la piel. Son las conocidas como "manchas seniles" causadas por la exposición al sol y que aparecen a medida que vamos cumpliendo más años.

En mujeres embarazadas, por ejemplo, aparece el "melasma" o "cloasma" a causa de los cambios hormonales, además de la "hiperpigmentación postinflamatoria" que aparece cuando se está curando una lesión en la piel. Cuando notemos alguna alteración de este tipo, es MUY IMPORTANTE acudir a nuestro dermatólogo para echar un vistazo y tenerlo controlado.

Para tratar manchas en la piel causadas por el paso de los años y la exposición al sol, pero que no provocan ningún riesgo para la salud, recomendamos tratamientos despigmentantes que reparan y aclaran toda la piel así como mejorar el aspecto de las manchas unificando el tono. Además, protege la piel de los principios contaminantes de las ciudades urbanas añadiendo una protección solar de grado SPF20.