¿Sabes cómo cuidar tus cosméticos para que te duren más?

¿Sabes cómo cuidar tus cosméticos para que te duren más?

Cuando nos aconsejan un tratamiento y nos decantamos por él, es lógico que queramos exprimir al máximo las ventajas que nos comporta... por 2 motivos: Conseguiremos que su efecto sea más efectivo y duradero y por motivos económicos. Alargando su vida, tardaremos más en tener que comprar otro nuevo.

Por eso, no solo hay que fijarse en que la fórmula sea la mejor, sino también en cómo cuidamos ese producto para que sus propiedades se mantengan en perfectas condiciones al máximo tiempo. Te proponemos una serie de consejos muy útiles que, si los sigues concienzudamente, el aporte de tu tratamiento habitual en tu piel será más efectivo y más duradero.

Cerrar bien los envases

Parece evidente, ¿verdad? Pero muchas mañanas vamos con prisa por nuestra rutina diaria y no hemos prestado atención al cerrar bien el bote del tratamiento. La mayoría de veces, la fórmula de los productos de los tratamientos, si están mucho tiempo en contacto con el oxígeno del aire, se produce lo que se conoce como "oxidación". A primera vista, comprobamos que el color se vuelve un poco más amarillento y, con ello, pierde parte de sus propiedades.

No lo notaremos al día siguiente de habernos olvidado de cerrar bien la tapa, pero un día y otro y otro harán que los tratamientos se vayan degradando y vayan perdiendo parte de sus propiedades.

Manos bien limpias

Cada vez que tengamos que aplicarnos algún producto sobre nuestra piel, es fundamental hacerlo con las manos limpias. El motivo no es porque vayamos a tocar nuestra piel y pueda ser perjudicial, que también, sino porque metemos los dedos en el envase para coger algo de tratamiento y es muy fácil acabar contaminando con con las impurezas y microbios que tengamos en los dedos.

Hay que lavarse las manos antes de empezar con la rutina diaria de belleza para evitar estos inconvenientes.

Fecha de caducidad

En espala, los cosméticos están regulados por una normativa de la Unión Europea. Esta obliga a todas las marcas a poner una fecha de consumo recomendada. Este etiquetado se llama PAO (Period After Opening) o periodo de consumo una vez abierto.

¿Dónde guardar los tratamientos?

Hay que guardarlos en sitios frescos y poco iluminados, evitando la luz solar. Los productos tienen que guardarse así para que la fórmula permanezca inalterable. Si los transportas de un lugar a otro, hazlo en un neceser que no esté húmedo.

Ya sabes, si sigues estos consejos, tus tratamientos durarán mucho más tiempo y te aportarán los beneficios para los que han sido creados.