Las 3 partes olvidadas... ¡también hay que protegerlas del sol!

Las 3 partes olvidadas... ¡también hay que protegerlas del sol!

Constantemente insistimos en que hay que tener cuidado con los rayos UV, que el sol en exceso es dañino y, además, siempre hacemos hincapié en el rostro, hombros y escote porque son las primeras zonas del cuerpo en quemarse cuando tomamos el sol de forma prolongada. También son en las que se ven más pronto los efectos del fotoenvejecimiento.

Aún y así, no hay que descuidar ninguna parte del cuerpo cuando nos protegemos con protector solar. Os comentamos 3 zonas que, casi seguro, la mayoría de vosotras no protegéis y deberíais:

LOS LABIOS

Los labios, aunque no sea igual que el resto de piel de nuestro cuerpo, ¡también se queman! Cuando compramos un protector labial, solemos elegir uno con factor de protección solar SPF cuando vamos a la nieve pero... ¿porque no hacer lo mismo cuando estamos en pleno verano y estamos tomando el sol?

Siempre hay que usar un protector labial cuando vayamos a exponernos de forma prolongada al sol y tener suficiente agua para poder hidratarnos porque es la primera parte del cuerpo donde se nota la deshidratación secándose o cuarteándose. Además, unos labios bien hidratados lucirán mucho más cuando los maquilles.

LOS PIES

La zona más problemática de los pies es el empeine porque, normalmente, solemos ponernos crema hasta los tobillos y descuidamos esta zona del pie que, como el resto del cuerpo, queda constantemente expuesta al sol.

El empeine tiene una piel muy fina y carece de muchas glándulas sudoríparas, siendo una parte muy dolorosa posteriormente cuando nos ponemos las sandalias y los zapatos habiendo sufrido una insolación.

CORTES DEL BIKINI

Solemos tener tendencia en aplicarnos crema solar protectora justo hasta donde empieza el bikini o el bañador y, para más inri, paramos un poco antes de ponernos crema para evitar que se manche el bikini o bañador con la crema solar. Por eso, siempre nos quedará un trocito de piel al descubierto donde nunca protegemos con la crema.

¿Qué te recomendamos? Que te apliques en casa antes de ir a la playa o piscina tu protector solar estando completamente desnuda y, una vez allí, levantar un poco el sujetador y la braguita del bikini para poder aplicar el protector solar.

Por cierto, recuerda aplicarte regularmente el protector cada media hora aproximadamente para asegurarte de estar bien protegida constantemente.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code