¿Influye el orden en el que me pongo las cremas?

¿Influye el orden en el que me pongo las cremas?

Existen infinidad de productos diseñados exclusivamente para cuidar nuestra piel y, lógicamente, hay muchas veces que no sabemos el orden en el que debemos aplicarlos. Os enseñamos el orden más habitual para que puedas marcarlo como un patrón a seguir y aprovechar al máximo los beneficios que te aportan las cremas y productos de tu tratamiento habitual:

Desmaquillador o limpiador: Hay que usarlo por la mañana y por la noche, con la limpia antes de aplicar nada más después. La exfoliación del rostro una vez por semana también es muy recomendbale.

Primer: Son productos de nueva generación y también se conocen como "preparadores" porque se encargan de poner la piel a tono para recibir cualquier tratamiento de belleza posterior. Suelen contener principios activos que ayudan a que la piel despierte y esté lista para absorber los componentes de los tratamientos de belleza. ¡Ideal para aprovechar al máximo cada producto!

Concentrados o sérums de belleza: Una vez hemos realizado la limpieza de nuestra piel, toca aplicar los concentrados o sérums y siempre antes de la crema. Existen algunos concentrados en el mercado que se pueden aplicar solos, dependiendo del tratamiento de belleza que estés usando. Si tienes dudas, lo mejor es comentarlo con tu esteticista.

Tratamiento habitual: Con todos los pasos anteriores ya realizados, nuestra piel está en condiciones de absorber todos los beneficios del tratamiento de belleza habitual, ya sea en formato emulsión o crema. Es importante seguir las instrucciones para potenciar los beneficios y, cualquier duda o inconveniente que surja, no dudes en consultarlo con un profesional. Siempre estás a tiempo de pedir un diagnóstico facial para estar completamente segura de que el tratamiento que te estás aplicando es el mejor para tus necesidades cutáneas. 

Contorno de ojos: No hay que olvidarlos nunca, son muy importantes. Existen múltiples tratamientos para distintos problemas, como las típicas bolsas u ojeras, mala circulación, etc. Elige el que mejor se adapte a tus necesidades y siempre en contacto constante con tu profesional de confianza.

Si sigues estos pasos, estarás exprimiendo al máximo el tratamiento de belleza que uses, porque preparar la piel para una completa absorción es fundamental y puede ser la pieza que marque la diferencia del resultado obtenido.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code