¿Cómo cuidar tu cuello y escote?

¿Cómo cuidar tu cuello y escote?

Por norma general, tendemos a interiorizar que el cuidado facial termina con la barbilla y, el cuello y escote, también son áreas que requieren un cuidado especial porque son precisamente las primeras en mostrar los diferentes signos del paso del tiempo o envejecimiento. Os mostramos como poder protegerlas bien.

La piel que encontramos en el cuello y en el escote son, conjuntamente con los ojos y las manos, las partes de nuestro cuerpo que muestran de forma más prematura los signos más visibles de la edad y son precisamente esas 2 áreas a las que menos atención se le suele prestar, de forma equivocada.

La piel de nuestro cuello

Casi no tiene soporte óseo y no tiene glándulas sebáceas y, por la ausencia de colágeno, hace que la elasticidad se pierda con cierta facilidad y, además, se deshidrate más rápidamente que otra parte del cuerpo.

La piel del escote

Es más fina que la piel del resto del cuerpo y, las primeras arrugas, son verticales por culpa del envejecimiento natural. Además, se acentúan al dormir de lado.

¿Qué tratamientos usar?

Para la piel del cuello, hay que usar los mismos tratamientos que para la piel del rostro:

  • Desmaquillar
  • Limpiar con limpiador y tónico o agua micelar
  • Aplicar tratamiento habitual

No lo consideres como un tratamiento extra, simplemente sigue extendiendo tu tratamiento facial por el cuello. Cuando uses mascarillas, lo mismo, si puedes alargarlas hasta el cuello o incluso escote, mucho mejor.

Hay que tener claro que estas son medidas preventivas para retrasar la aparición de arrugas y la odiada flacidez de la piel con lo que, si no hemos prestado suficiente atención a lo largo de los años, iremos viendo como van apareciendo líneas de edad que terminarán convirtiéndose en arrugas y en flacidez. Lo ideal es un tratamiento que redefina el rostro en los puntos clave: Pómulos, cuello y óvalo.

Para el caso particular del escote, lo mejor es exfoliarlo una vez a la semana y así eliminar todas las impurezas y revitalizar la zona. La aplicación tiene que hacerse suave, formando círculos y aplicando un tratamiento hidratante y nutritivo posteriormente.

Es muy importante aplicar protector solar tanto en el cuello como en el escote porque, el sol, es uno de los principales encargados del envejecimiento prematuro de nuestra piel.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code