La importancia de la higiene de la piel en verano

La importancia de la higiene de la piel en verano

El verano suele ser una época muy agradable para el conjunto de nuestra piel porque el sol, los baños en el mar y el incremento de horas de luz ayudan a que sinteticemos mejor las vitaminas imprescindibles como la D. Si nos acostumbramos a usar cosméticos que incluyen un filtro solar, además conseguimos bloquear en mayor o menor medida los rayos UV, así que no tendremos problemas.

Una mala nutrición o la falta de hidratación todos sabemos que es muy nociva... pues también lo es la mala iluminación o la falta d eiluminación. Eso no quiere decir que nos sobreexpongamos al sol, hay que tomarlo con moderación para aprovechar todos sus beneficios.

Durante los meses de verano, la piel debe estar perfectamente limpia y oxigenada para que el exceso de células muertas y el sudor no la asfixien volviéndola más envejecida y seca.

¿Cómo limpiamos la piel?

Sencillo, con los productos adecuados y que mejor se adapten al tipo de piel y que nos resulten cómodos para usarlos con cierta frecuencia.

  • Piel seca: Lo mejor son desmaquillantes de tipo emulsión porque respetan al máximo los lípidos de la piel, no la resecan y retiran todas las impurezas. Lo mejor: Emulsión desmaquillante y leche limpiadora.
  • Piel fija o joven: Los limpiadores en formato gel suelen ser mucho más delicados, refrescantes y suavizantes.
  • Piel grasa: Lo ideal son las texturas tipo mousse que quitan la capa lipídica y purifican la piel.

Con una limpieza, ¿suficiente?

Lo que marcará la diferencia es la rutina diaria que hará que la piel respire mucho mejor pero sin eliminar el grosor córneo, con lo que incorporando algún exfoliante 1 vez a la semana como limpiador profundo de la piel sería suficiente. Vamos, que lo ideal es eliminar algunas células de la superficie para ofrecer efectos de oxigenación.

Cuando nuestra piel respira perfectamente, el riesgo de que salgan granitos disminuye drásticamente y, favoreciendo la absorción de radiaciones solares, evitamos las manchas.

Al renovar la superficie de la piel estimulamos el suelo cutáneo favoreciendo su regeneración y reparando todos los daños por las radiaciones solares.

Entonces, ¿si limpio en exceso acaba desprotegiendo?

Usando productos NO astringentes ni secantes no tendría porque desprotegerse porque en la piel se acumulan residuos y polución que el desmaquillante retira sin agredirla. Además, la piel tiene la gran capacidad de recuperar su manto hidrolipídico a las pocas horas dependiendo de si es piel más seca o más grasa.

Por cierto, el tónico facial puede ser el gran aliado justo antes de usar la crema porque refresca, hidrata y equilibra el pH de nuestra piel.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code