Tobillos, rodillas y codos: Su cuidado

Tobillos, rodillas y codos: Su cuidado

Seguro que la mayoría de vosotras coincidiréis en que tanto los tobillos, codos como las rodillas son de las zonas que más olvidamos a la hora de aplicar nuestros tratamientos y menos cuidadas pero no nos damos cuenta de que son de las articulaciones que más usamos a lo largo del día y es que los usamos para andar, saltar, saludar, abrazar, ... ¡no le damos descanso ni un segundo!

Por eso, notamos muchas veces que la piel de las rodillas, tobillos y codos tienen un aspecto como mucho más áspero, desgastado y seco y no es que esa piel sea así... es que la tenemos más descuidada de lo normal.

¿Por qué la piel de los codos, rodillas y tobillos se pone así?

Los 3 suelen tener el mismo tipo de problema y no es otro que el de una mala hidratación, nula exfoliación y una larga exposición a los rayos del sol que, a su vez nos provocan:

  • Codos: Piel blanquecina, endurecida y seca o flacidez en la articulación
  • Rodillas: Ponen la piel áspera y seca o incluso aumenta el volumen de la articulación
  • Tobillos: Retienen líquidos y aparece la sensación de pesadez y piel agrietada

Entonces, ¿cómo los cuido?

Cuidarlos es mucho más sencillo de lo que cabe esperar en un inicio. Simplemente se trata de incluirlos en las rutinas diarias de belleza.

El proceso debería ser exfoliar bien los codos y rodillas con un peeling corporal que termine con las impurezas para posteriormente limpiar muy bien la zona y tonificar la piel. Tú misma verás que al cabo de unas pocas sesiones, tu piel de codos y rodillas habrá cambiado completamente y lucirá como nueva mucho más suave que antes

En el momento de hidratarte la piel del cuerpo, dedica unos minutos extra a estas tres partes: codos, rodillas y tobillos. Masajea bien el trío con una emulsión hidratante hasta que la piel haya absorbido completamente la crema.

Por último, si además sientes una pesadez extra en las piernas y tobillos, aprovecha para aplicarte algún gel frío para piernas ligeras por la mañana y por la noche realizando siempre masajes ascendentes en el sentido de la circulación hasta que la piel haya absorbido por completo el producto. Verás como esa sensación de volumen y pesadez se aliviará.

En general sabemos que tenemos que cuidar nuestro cuerpo al 100% pero siempre hay alguna zona que pasa más desapercibida, hay que prestar atención para no abandonar ningún rincón de nuestro cuerpo.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code