¿Cómo cuidamos nuestra piel madura?

¿Cómo cuidamos nuestra piel madura?

Todos tenemos muy bien interiorizado que el paso de los años es inevitable, que no lo podemos detener y que, sus efectos en nuestra piel, tampoco. Pero eso no quiere decir que tengamos que alarmarnos porque, aunque no podemos volver a esos años de juventud, podemos aplicar ciertos tratamientos específicos para retrasar los síntomas de envejecimiento y mantener una piel joven durante mucho más tiempo.

Sequedad de la piel

Cuando perdemos hidratación en la piel es cuando notamos los primeros síntomas de pieles maduras, en paralelo a la aspereza cutánea, disminución de flexibilidad y elasticidad así como la aparición de algunas arrugas.

¿Porqué pasa todo esto en mi piel?

Existen unas moléculas que se encargan de fabricar el factor natural de hidratación (FHN) y, con el paso del tiempo, estas moléculas las vamos perdiendo pero no es el único factor determinante para perderlas, también afectan los famosos agentes externos como el calor o frío extremo, malos cuidados del día a día como la alimentación o la falta de sueño, alto nivel de estrés y un largo etcétera.

Si nuestra intención es mantener la piel hidratada y joven tendremos que estimular el desarrollo de generar nuevas células, reforzando su principal función de barrera que sea capaz de revitalizar el metabolismo y que aplique agentes calmantes que descongestionen. Básicamente se tiene que cuidar desde dentro y así protegerla de las agresiones medioambientales.

Pero, ¿cómo?

De entrada, lo más importante es dormir bien alrededor de 8 horas cada día, es el más fácil de cumplir y el secreto más antiguo que se conoce, de hecho, los ingleses lo llaman el "beauty sleep".

Si este primer paso lo cumplimos o estamos decididas a cumplirlo, aplicaremos el siguiente punto que, como veréis, es igual de sencillo que el anterior: Alimentarse de forma equilibrada y practicar un poco de ejercicio cada día.

Y la guinda del pastel la ponemos con el tercer paso que es aplicar algún tratamiento antienvejecimiento que incrementen la eficacia de las células para que sean capaces de resistir a ese envejecimiento natural de la piel como en el rostro, que se ve mucho más acentuado.

Existen algunos productos que se usan en tratamientos que se han desarrollado para tratar esas arrugas más profundas de forma rápida y eficaz. Pero todo esto no se puede conseguir sin acciones en paralelo como la exfoliación de la piel una vez por semana, mínimo. Los peelings que se encargan de quitar las células muertas van muy bien y, ya puestos, dejarte cuidar por tu estética de confianza.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code